Páginas vistas en total

Buscar este blog

miércoles, 24 de marzo de 2010


AUCENCIAS

Desabitada la casa donde antes tantas veces
se poblaba de palabras, risas y lloriqueos,

Todo se llevo la desidia, las flores y los besos.

La noche se anticipa con tantos silencios largos
detrás de cada sombra se halla siempre un recuerdo.
Aunque esquivo la tristeza, gambeteando la nostalgia
se me escapa una lagrima, se me anuda la garganta.

Vuestro nombres pueblan esos silencios grandes y quietos
y en la agonía de la noche siento los latidos
de esos sueños desde siempre compartidos
que van desde la puerta con pena asta el olvido.

josé curia