Páginas vistas en total

Buscar este blog

jueves, 1 de diciembre de 2011

Un tango para Maria


Tu cálida sonrisa

Te conocí toda entera
diminuta y grandiosa
con esa sonrisa calida
permanente y fresca
como la brisa del alba
trasparente como el agua
por donde yo espío
todo tu intimo cielo

tu sonrisa ilumina
el camino mas puro
el rincón mas oscuro
guarida de mis sombras
las que en mi sueño
hacen mi desvelo
los sueños repetidos

Sos lo que pinto
Azul puro cielo
Eco de mis deseos
Es el sol en tus labios
Por tu calida sonrisa
Para vos escribo versos

por esa calida sonrisa
de paloma distraída
por amores idos,
esos versos son solo eso
por que tu y tus cosas
son el poema mismo.

Jose Curia

domingo, 20 de noviembre de 2011

Quien Pudiera!!!......



SER TU JUVENTUD

Si yo pudiera ser en tu vida
la primavera habitando tu sonrisa,
no me pondría detrás de tu espejo
como el sol detrás del horizonte
arrastrando el crepúsculo al abismo.

Si pudiera dividir el cielo
en dos puñados iguales de ternura
para hacerle dos senos a la luna,
llegaría siempre a tiempo
para incendiar juntos el azul.

José curia

viernes, 18 de noviembre de 2011

Romance de barrio.

Si!
Vengo a decirte que el mundo es pequeño
y es muy grande tu amor
Vengo con mis deseos de amarte


por que mi amor también es muy grande

Vengo de ese rincón de tercer mundo
para sentirme tu esclavo

Vengo a decirte que estas en mis delirios
Que es mi camino, la utopia a tu amor
Vengo humedeciendo relojes
Con mi traje azul y de luna
De sueños incumplidos
Y versos sin terminar
Vengo por vos y por mi
A quedarme en tu libro
Como un cuento sin final
Soy sol viento fuego
Agua tierra
Montaña cielo s soy yo
Tu Chaplin
Enamorado


.

jose curia

miércoles, 16 de noviembre de 2011

de "Un tarambana casadero"




Como pasa el tiempo.

Seguían pasando los años y de ello no solo el calendario daba cuenta, también lo registraba el espejo, mostrándome más arrugas en mi cara, más canas en mi cabeza y aunque mi saco y mi pantalón no hablaban, parecían almanaques por tantas cruces que exhibían, casi sin orgullo, los numerosos zurcidos.
En ese estado yo parecía la reencarnación de un viejo combatiente de la guerra civil española.
Mama, como siempre, preocupada por mi indeseable celibato, no dejaba de recomendarme las mil y una fórmulas que hicieran el milagro de encontrar una mujer disponible y dispuesta a casarse conmigo.
Mama sostenía qué, si las mujeres eran el 52 % de la población del país; que si en la provincia de San Luis había 11 mujeres para cada hombre, 7 en la provincia de Buenos Aires y 3 en Capital y que de ese 52 % , el 17 % están solas, tenía yo todas las estadísticas a mi favor.
Con ese contundente argumento, Mama me alentaba a seguir la búsqueda. Decía que los números indicaban las enormes posibilidades de encontrar esa mujer dispuesta a merecerme. Que yo sólo debía pensar en como interesar a las mujeres.
Fue entonces cuando se me ocurrió ir a la plaza con el caballete y los pinceles, convencido de que mi arte atraería a muchas mujeres.
Me senté en uno de los banco y comencé a pintar.
En un banco de enfrente se hallaba sentada una interesante muchacha de unos 50 años escasos, que me observaba con cierto desgano.
Yo no encontraba la forma de llamar su atención: silbé una canción, canté otra... Pero no había caso. Entonces me decidí y acercándome le pregunté si esperaba a alguien:- ¡¡¡Si!!!- me respondió con fastidio,…-Al amor espero-.
-¡Vaya! ¿Será qué esta es la mujer que el destino pone en mi camino?-, dije para mis adentros. Sin vacilar le propuse pintarle un retrato. Me contesto: -¡Buena idea!-. Se sentó en mi banco, apoyo su mentón en la palma de su mano izquierda y clavo su mirada en mí con una leve sonrisa que dibujaban sus carnosos labios.
Yo continúe haciéndole preguntas: me dijo que se llamaba Lilita, que vivía en otro barrio, que era viuda… pero ansiosa por volver a casarse. Lo dijo con mucho énfasis y un sugestivo suspiro, poniéndose la mano derecha en el pecho, por lo que deduje que era una clara insinuación hacia mi persona. Emocionado le dije:- ¡Su deseo será cumplido!-
Ella lanzo un grito de alegría y se abalanzó sobre mí. Pero no se detuvo, siguió de largo….Detrás de mí había un hombre con el que se abrazó. Luego se besaron apasionadamente… e ignorándome por completo, así se alejaron.

A lo lejos se oía un tango:
…”me abandonó y no sabia, de que la estaba queriendo…”


José Curia

jueves, 10 de noviembre de 2011

A mi querida y hermosa sobrina Sol.



TU QUINCE SOLEADOS AÑOS


Una vez me dijeron; llega el sol
y era que nacías vos!,

Dos recuerdos tengo de tu infancia
Uno era tu incansable y risueño parloteo
y el otro tus geniales ocurrencias.

Tres años tenias y me regalabas garabatos
que escribías en la cara de la luna.

Cuatro años y ya iluminabas la vida
con tu sonrisa celebrando nuestros días.

A los Cinco sacabas a bailar
a este viejo tío torpe.

Ya antes de los seis eras y seguís siendo
La culpable de nuestra alegrías

Con siete años eras un liriosol en la familia.

A los ocho tu pelo alegre jugaba con el viento.

Apenas nueve años y tus ojos picaros y risueños

eran una fiesta donde la primavera nacía diariamente.


Supongo que a los diez, solo jugabas como en un sueño
con cuentos azules carentes de finales.

A los once compartías gustos y alegrías
con tus compañeros de la escuela.

Doce años y al fin ya sabias de música
y de perfumes.

A los trece la secundaria y nuevos compañeros
nuevas picardías, nuevos sueños.

Para los catorce, tu infancia es el cuaderno
garabateado de dulces y traviesos recuerdos.

Y si Señorita Sol
ya con los quince, eres la luz
total y definitiva
para toda la vida.


tio pepe

lunes, 7 de noviembre de 2011

Queja de Bandoneon

Ay amor!!!
si yo fuera el puerto de tu sueño

el sueño de tu dese0

tu deseo compartido

yo, mínimo ser desbordado

por el amor que deseas.

Ay quien pudiera ser!!!
memoria de tus días
luz y sonrisa de tu vida.



jose curia.

martes, 1 de noviembre de 2011

Cuando me preguntan la edad







Mañana es la única utopía!!!




Frecuentemente me preguntan que cuántos años tengo... ¡Qué importa eso!. Tengo la edad que quiero y siento. La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso. Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso, o lo desconocido. Tengo la experiencia de los años vividos y la fuerza de la convicción de mis deseos. ¡Qué importa cuántos años tengo!. No quiero pensar en ello. Unos dicen que ya soy viejo y otros que estoy en el apogeo. Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice, sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte. Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso, para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos, rectificar caminos y atesorar éxitos. Ahora no tienen por qué decir: eres muy joven, no lo lograrás.Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma, pero con el interés de seguir creciendo. Tengo los años en que los sueños se empiezan a acariciar con los dedos, y las ilusiones se convierten en esperanza. Tengo los años en que el amor, a veces es una loca llamarada, ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada. Y otras en un remanso de paz, como el atardecer en la playa. ¿Qué cuántos años tengo? No necesito con un número marcar, pues mis anhelos alcanzados, mis triunfos obtenidos, las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones rotas... valen mucho más que eso. ¡Qué importa si cumplo veinte, cuarenta, o sesenta! Lo que importa es la edad que siento. Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos. Para seguir sin temor por el sendero, pues llevo conmigo la experiencia adquirida y la fuerza de mis anhelos. ¿Qué cuantos años tengo? ¡Eso a quién le importa! Tengo los años necesarios para perder el miedo y hacer lo que quiero y siento.


José Saramago Premio Nobel Literatura 1998.

sábado, 29 de octubre de 2011

Por amor al Arte "2011"- 9º Encuentro.



Medianoche

En los espejos me retrato.
Sigo la línea que me trazo, se escapa. Vuelvo a encontrarla pero me huye.
Quiere estar allí sobre la mesa nocturna pero solo encuentro algunas formas oscuras que delatan mi historia.
La vela que acompaña sitios de escritura hoy está olvidada en la cera que cae a su lado. Ayer era compañía fundante en las imágenes que el reflejo del vidrio me devolvía.
Aunque estuviera roto, deforme. Era parte de mí.
En el reloj que da minutos pasadas la medianoche me ubica un tiempo de escritura. En el que se refleja antes de las doce en el espejo solo están las palabras aún pensadas de mi cabeza, las que no pasaron al papel aún, las que están en el libro que acabo de leer y que yace a mi costado donde la vida de los que ya se fueron dejan pasos a seguir. Me fuerzan a decidir sobre los actos futuros, dicen de los errores que quisieron evitar. Hablan del amor y de la vida y juegan con nosotros como hilos de titiritero.

En los espejos me retrato.
Pero no me devuelven una imagen. Devuelven un pasado y un futuro, nunca el presente. Se van por la tangente y no puedo tomarlos y amarrarlos a lo preciso de una forma y contenido. Son apenas figuras ajenas en un cielo conocido.
Pero no puedo decir que no soy yo.
En ellos me hallo en la verdad y en la ilusión. Sigo aqui.


Diana Altavilla
1° de Octubre de 2011


Trabajo realizado en conjunto con Diana Altavilla.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Ensueño



Ancestre
Los ojos. Los siglos. Las brumas lejanas.
Mujer de caminos angostos y plegarias detenidas.
Suspiros añejos de amores olvidados.
Ansiosos encuentros. Desencuentros frustrados.
Amargas y dulces las frutas de tu árbol.
Perplejidades de sueños que fuiste evitando.
¿Sueñas aún o solo has bajado los párpados?
Parientes de pares que aún no se han develado.
No ríes, no lloras, no miras a un costado.
Pupilas sedientas, desiertos de penas, vergeles ignorados.
¿Me quieres? ¿Me dejas? ¿Me sigues? ¿Te sigo? ¿Camino a tu lado?
Las deudas del día, la noche ha cobrado.
Te miro a los ojos y se paraliza mi mano.


Liliana Bianco

sábado, 27 de agosto de 2011

Un hermoso regalo

Ternura


Puede que en tus ojos habiten mil estrellas
Eso explicaría las cosquillas que producen en mi panza.

Puede que en tus manos millones de gusanos tejan día y noche la seda que las cubre
Eso explicaría la suavidad de tus caricias.

Puede que en tu garganta un regimiento de ángeles afine, incansable, tus cuerdas
Eso explicaría la dulzura de tu palabra.



Puede que el simple hecho de amarte
Lo explique todo.

Solo sé que me deshago en tu cuerpo
Para rearmarme en tu alma.

Solo sé que siento la plenitud del entero
Cuando nuestras almas se abrazan.

Solo sé que cuando se acabe el tiempo
Se desluzcan los besos
Las miradas se agoten
Se ausenten las caricias
Y se extinga la voz
Seguiremos siendo uno
En algún lugar del universo.


Pintura: “Sin título” de José Curia
Escrito: Puede que solo sé… de Liliana Bianco

viernes, 15 de julio de 2011

De la serie "Un tarambana casadero"



MI obsesión

Invadido por la obsesión y los deseos en la necesidad de casarme, que para mí es como la política de estado, “de estado sin solución de continuidad” y por la que me vi obligado a recurrir al decreto de necesidad y urgencia.

Para cumplir con ese auto mandato, me anote en una de esas numerosas páginas de búsqueda de parejas que hay en Internet. Me pregunte por que no me di cuenta antes de su existencia. Son en realidad extraordinariamente fabulosas por la función social que cumplen.
La oferta es muy variable y más completa que un boliche, solo con la ayuda del ratoncito haciendo click, uno puede buscar por edad, por barrio, con foto, sin foto, solteras o separadas, con o sin coche, rubias o morochas… en fin, a gusto y a medida de cada uno. Claro, hay que tomarse el tiempo de leer los perfiles de cada una. Y yo me concentre en esa tarea con esmerada y prolija atención, pues aquí tenia la posibilidad no solo de casarme, sino de casarme con la mujer ideal , la mujer de mis sueños!!!, a mi gusto y semejanza.

Ante mi aparecieron muchos perfiles con sus respectivas fotos mas que interesante, a tal punto que me costaba decidirme. Todas poseían extraordinarias virtudes y en las fotos se veían muy juveniles y tentadoras.

Entonces me decidí por Celina de 60 años, piscis como yo, de profesión multifacética (profesora de manualidades), medianamente culta, estado civil inconcluso. (no sabe si es viuda o separada), vive sola, sin mascotas. Y en su perfil reza lo siguiente: “Soy una mujer sencilla y humilde, llena de virtudes y muy alegre, simpática, atractiva, sensible y muy creativa, se zurcir y cocinar muy bien, sueño encontrar un señor que se sienta cómodo junto a mi, no importa que color tengan sus ojos, solo quiero que me miren con ternura y me acaricien, que valorice todo lo que haré por el, yo haré lo mismo a cambio.

AL FIN!!! la encontré, esta es la mujer que busco, y rápidamente le escribí preguntándole si podíamos conversar. Me respondió al instante enviándome su e-mail, yo le envíe el mío.

A la semana nos conocimos personalmente. Nuestra primera cita fue en la confitería “Las Violetas” de Almagro. Fue un momento mágico. Descubrimos que éramos alma gemelas, ¿y para que esperar?-nos dijimos-, y a los pocos días ya estábamos en el civil, y a la noche de ese mismo día estábamos en el hotel iniciando nuestra fogosa luna de miel.

Que triste es despertar y recordar: ¡que ni siquiera tengo computadora!.

José Curia

jueves, 26 de mayo de 2011

Mi opinion




Dados los tiempos y la realidad política

Dado que todos opinan sobre la “realidad política” de nuestro país, considero que está bien que así sea, porque estamos en democracia. Y en una democracia jamás ejercida anteriormente al 2003. Sólo con leer la historia se puede comprobar lo que afirmo. Dirán algunos: “¡Claro, según cómo se lea!” Yo la leo como la veo y la realidad es la única verdad.
Fíjate que pasa en el primer mundo. Fíjate como está la Argentina: ¿igual?
Amigos y colegas cultos e inteligentes se la pasan vociferando los “males” que aun padecemos. ¿Males?
A muchos les parece mal que los trabajadores luchen por reclamar lo que les pertenece o lo que merecen, ¡no, claro!; se quejan de los métodos de luchas: paros, cortes de rutas, piquetes, marchas y movilizaciones etc. Pero no se quejan, ni ven, ni acusan a los responsables: empresarios que no respetan las leyes laborales, funcionarios y gobernantes que no cumplen con sus funciones. ¡Claro!, escupir para abajo es más fácil. Nunca se preguntan las causas que originan estos métodos ni el por qué debemos, los trabajadores, recurrir a ellos. Pero sí, con mucha liviandad y ligereza, escupen y le tiran dardos venenosos a la Presidenta, como si ella fuera la responsable de todo: de la inseguridad, de la irresponsabilidad de los que no asumen con honestidad sus cargos; de los exabruptos de funcionarios o personas públicas, sea cual fuere su visión política.

Sólo apuntan a lo que esta mal; pero no mencionan ni por casualidad lo bueno que hizo y lo que está haciendo para todos los sectores de la sociedad. ¡Claro! si está priorizando a los que toda la vida estuvieron marginados, explotados, expoliados y… ¡si!, eso molesta. Les molesta a los económicamente poderosos: Sociedad Rural, La 8 de la UIA, a Clarín, La Nación etc.
Pero lo que es más vergonzoso e inmoral, es que a muchos, pero a muchos miembros de la clase media les moleste que los pobres, los trabajadores, tengan un nivel de vida mejor a partir del 2003. Les molesta que quieran tener casa propia, Les molesta que quieran vivir dignamente. Les molesta que su doméstica se pueda jubilar y reclame lo que le corresponde. Les molestan los inmigrantes bolivianos, peruanos, paraguayos etc.

¡Ché vos!, de clase media, que viniste como inmigrante europeo o que sos hijo o descendiente de uno de ellos…no te hace mejor que nuestros ciudadanos de color nacional o latinoamericanos. Todo lo contrario. Te convertiste, como clase media, en un reverendo especulador, segregacionista y prejuicioso, como consecuencia lógica de tu ignorancia.
No sos capaz de leer, ver, escuchar, investigar, comparar, recordar, para poder sacar conclusiones con criterio propio. ¡No!, vas a lo más fácil, sos dueños de la más exquisita soberbia.

Señores de clase media: “No se trata ser patriota solo por que nos ponemos la camiseta Argentina. La camiseta se traspira. ¿Y saben qué?.. Ojala tengamos Cristina y jóvenes K para muchísimos años. Por lo menos, hasta que ustedes estén curados de gorilismo”.
José Curia.





miércoles, 20 de abril de 2011

Continuacion del cuento "Un tarambana casadero"



El ojo de la cerradura.

Habían pasado dos años desde que Adelita toco el piano para mi.
Asta que el síndrome de abstinencia se me hizo presente como las notas del tango
de un infaltable bandoneón, las ganas de casarme, bueno mas que ganas, era una
necesaria y urgente, muy urgente!!! necesidad de casarme.
Me dije ahora tengo pantalones nuevos!!!, bueno nuevos? nuevos no! mas bien sanos, los compre en una feria americana, pero con ellos y un par de zapatos
que también compre en la feria americana, me encamine hacia algunos lugares donde hubiese suficiente mujeres como para encontrar alguna que coincidiera con mi perfil y con mi gusto. Por razones obvias, que fuera de una edad cercana a la mía pero que tuviera muy exuberantes redondeces!, que fuera algo culta pero… lo suficientemente opa, para aceptar mis pretensiones, si fuera posible algo miope y no estaría mal que fuera de pocas palabras. Por lo demás podíamos llegar a entendernos. Pero donde encontrar una mujer con esas peculiares cualidades?
Preguntarle a Mama? Noo!!! Mama considera que yo soy demasiado exigente y así me iba a ser difícil encontrar a quien quisiera compartir mi lírica y bohemia vida.. Por eso me dirigí a esos boliches bailables, donde se baila casi en la oscuridad salvo esos minimos momentos en que esas luces relampaguean. Me dije; aquí es casi difícil que yo encuentre lo que busco, aunque creo que a mi en cambio podían encontrarme mas atractivo, esta reflexión fue a raíz de haber descubierto que un grupo de mujeres bailaban entre si. Entonces puse a prueba la agudeza de mi ojo y casi de inmediato sentí que la mirada de unos ojos oscuros posaban su mirada en los míos, En uno de esos relampagueo de las luces vi perfectamente un rostro casi femenino que se mordía el labio inferior, dándome a entender que yo le gustaba mucho, quise ver que importante eran sus curvas pero la música en ese momento me lo impidió, era el momento de los lentos, ella se abalanzo sobre mi y abrazándome con extraña ternura, comenzamos a bailar, ella pregunto mi nombre, después me dijo que se llamaba Jazmín, y cada vez me apretaba mas, con sospechosa ternura, Me dije, esta es mi noche por fin la encontré!!!. Yo traspiraba, ella suspiraba, Entonces casi sin palabras nos fuimos caminando a casa, yo no se por que me sentía enamorado y sin dudas muy deseado, ya al entrar me pidió pasar al taulet. Por supuesto contó con mi permiso. No pude evitar mi ansiosa curiosidad…quería ver bien esas curvas tan deseadas.
Y el ojo de la cerradura me invito a espiar …..y por espiar, vi que Jazmín orinaba de parado.


jose curia

jueves, 3 de marzo de 2011

Caminante no hay camino, se hace camino al andar!!!!

A mi querida amiga Isabella, a Brasil con amor!!


Un sueño real

Te encontré ese día
en esta precisa edad
cuando las ñañas
son las de los viejos
pero fue a esta precisa edad
y fue como la revelación de un sueño
de ese sueño tan viejo como yo.
Yo, mínimo ser, ebrio de amor
rode con ilusión y asombro.
Mi corazón se desato como el viento
por que tu emergías,
de la noche entre sus ramas
y en las alas de los pájaros en las mañanas

Tu, con tu palabra y tu sonrisa
calida brisa a pleno sol del día.
le dio alas a este pajarosueño
ya sin plumas en este sitio del alma.
Nunca supe como y por que
Tu juventud poso en mis años
Tu sonrisa abrazo mi ternura
Tu mirada bautizo mi sueño
Y tu ternura abrazo mi poesía

Solo se que tus palabras son palomas
Son flores en tu sonrisa
y jardines en tus miradas
Poesía eres tu en estos días
y mi dicha toda mi vida.

Jose Curia



viernes, 21 de enero de 2011

Para esas mujeres quejumbrosas,enfermisas y enfermantes



Búsquese un amante señora!

Búsquese un amante amiga mía;
No deje que se marchiten sus sueños y sus goces.
No deje que la paloma lleve mensajes equivocados.

Búsquese un amante señora;
para que no tenga mas depresiones.
basta de psicólogos, médicos y medicinas depresoras.

Búsquese un amante y olvídese del periodo
de la menopausia, de la misa del domingo,
de los ruleros, el plumero y las ojotas.

Búsquese un amante que la posea todo el tiempo,
que la desnude de ñañas y prolijos camisones.
Un amante que tenga presente que usted
es mujer y hembra muy ardiente;
que gusta del chocolate, de la flores, los perfumes, la poesía,
de una velada en el Colon y desgustar un vino añejo

Búsquese un amante y hágalo suyo con premura,
sin candado por las dudas de un recambio en apuros.

Ese amante, puede ser su marido!,.. un amigo!,... el vecino!
o aquel que en el colectivo le dice cosas al oído.

Un amante puede ser alguien o puede ser algo.
Algo!... que la haga sentir importante
e imprescindible en cada fiesta.
Que la envidien las chatas y las chotas,
por que de sus manos nacen el asombro y la certeza.

Búsquese un amante amiga y enamórese de la vida,
deje el formalismo y encienda la pasión.
déle combustible al corazón y un consuelo a su vagina.

La vida es una quimera. Vívala como quiera!;
pero búsquese un amante para que no se le marchite
la sonrisa y la dicha de sus días
Jose Curia

jueves, 20 de enero de 2011

A la que quiero tanto


Como Siempre

Me habitas en cada sueño, en cada palabra
me habitas mis manos toda tu ternura
me entraste, por el sendero oculto que ilumina tu mirada.
Siempre te encuentro en ese rincón de cada momento
con esa sonrisa robada quien sabe a que musa
Esa sonrisa cascada de luz a flor de labios
Ofreciéndome siempre ese beso ardiente
con sabor a fruta madura,
como no entregarme cuando siento en mis manos
tus senos floreciendo, salpicando de sol todos los deseos
en el caos total de todos los sentidos.

Manos impacientes buscando en tu cuerpo ,
en el mío.
Lugares inexplorados, buscando conocerme
conocerte,
Buscando en tu selva la dulce jugosa fruta madura
Y en mi, la rigidez en la urgencia del delirio total.

José Curia

miércoles, 19 de enero de 2011

Uno al andar conoce gente y de alguna se enamora


MAS QUE EL SOL


Nunca imagine que una sonrisa
podía iluminar mas que el sol
lo supe el día que te conocí
desde entonces, cerca o lejos tuyo
siento el virus de la alegría en mi piel,
Se que nunca podremos
transitar un mismo sueño juntos,
Se que jamás seremos en dos
un mismo destino compartido,
Y sin embargo presiento
los limites precisos de tu cuerpo
Y que tu sonrisa me pertenece
desde siempre asta siempre
como el sol al universo.
A una colega y poeta, que conoci los ultimos dias del año ido reciente.
Jose Curia